Cómo hacer un huerto urbano con niños

En la actualidad cada vez encontramos menos alimentos libres de fertilizantes y optamos por comprar los llamados alimentos orgánicos, pero cuestan demasiado.
Por suerte podemos crear nuestro propio huerto urbano, sólo necesitas unas macetas, sustrato y abono orgánico ecológico.
No necesitas grandes espacios; una ventana, un balcón o una azotea son suficientes.
En estas vacaciones tendrás mucho tiempo con los peques en casa y esta es una idea genial para además de mantenerlos entretenidos, enseñarles habilidades como el respeto y la responsabilidad de cuidar a un ser vivo, concientizar de dónde vienen los alimentos, conocer la naturaleza en la práctica y mucho más.
En esta época de la inmediatez, un huerto urbano ecológico les va fomentar la paciencia, viviendo la experiencia directamente, así la comprensión de los procesos será más eficaz.
Una de las ventajas que más destacan los padres que han creado un huerto urbano con niños, es que los peques están deseosos de consumir lo cosechado, así que es una buena oportunidad de incorporar nuevos alimentos.
Un huerto urbano aporta a mejorar la calidad del aire de las ciudades, reduce la cantidad de agua utilizada, así como los desechos fertilizados que se derivan al mar; por lo tanto su impacto medioambiental es muy positivo, algo que los peques deben aprenderlo para integrarlo en su vida.

Materiales para hacer huerto urbano

  • Caja de madera o macetas individuales
  • Sustrato
  • Abono orgánico ecológico
  • Semillas según la época del año
  • Agua y sol

Forra la caja con plástico negro o aislante, coloca el sustrato y el abono orgánico ecológico, a continuación las semillas, riega según lo necesite y recuerda que el huerto debe recibir sol.

Te recomiendo hacer carteles con el dibujo o imagen de lo sembrado para identificarlo mejor.

Si tu peque es muy pequeño, controla sobre todo el riego, ya que pueden regar demasiado.

¿Qué cultivar en un huerto urbano?

Dependiendo de la época del año puedes sembrar una u otra cosa, por ejemplo:

  • En invierno: fresas, cebolla, pimiento, lentejas, tomate, lechuga.
  • En primavera: zanahoria, patatas, calabaza, espinaca, brócoli.
  • En verano: coliflor, rábano, remolacha, berro, nabo, judía blanca.
  • En otoño: frijol, espárrago, trigo, avena, altramuz.

También puedes sembrar hierbas aromáticas como:

  • Perejil
  • Albahaca 
  • Tomillo
  • Cilantro
  • Romero
  • Lavanda
  • Manzanilla

La ventaja de cultivar hierbas aromáticas, es que puedes ir cortando sus hojas según necesites, sin tener que arrancar la planta entera, este tipo de cultivo, durará mucho más tiempo.

¿Cómo mantener un huerto urbano?

El mantenimiento de un huerto urbano es esencial para sacarle el mayor partido posible, para eso debemos tomar algunas medidas:

  • Abonar a inicio de primavera e inicio de otoño
  • Controlar la proliferación de plagas
  • Rotar los cultivos para evitar el agotamiento de la tierra
  • Renovar la tierra
  • Limpiar las malas hierbas
  • Mantener los recipientes y utencillos en buen estado
  • Podar para sanear las plantas
  • Tutorar las plantas, es decir guiarlas para el mejor crecimiento

Como puedes ver, un huerto urbano con niños, tiene muchos beneficios que enseñarán a los peques valores que apreciarán por el resto de su vida, inténtalo!

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Abrir chat
Deja tu comentario en el post
Hola 👋
Deja tu comentario en la manualidad, así podré ayudarte mejor.